trend alert
Tendencias

Leopardo de colores

19 noviembre, 2017

 

Este otoño-invierno sacaremos a pasear nuestro lado más salvaje,
ya que el estampado de leopardo vuelve con más fuerza que nunca.

 

Lo hemos visto en las colecciones de firmas como Loewe, Dolce&Gabbana
o Michael Kors (entre otras), que se han puesto de acuerdo
para vestir de nuevo a la mujer con el estampado animal por excelencia.

 

Porque, a pesar de lo que marquen las tendencias del momento, lo cierto es que
el leopardo es un ‘print’ clásico que nunca pasa de moda, y que lleva años
dando un toque salvaje y sofisticado a nuestros estilismos.

 

 

Ya en los años 50 era el favorito de las mujeres cuando querían aportar
un toque de distinción a sus looks, consiguiendo un aspecto sexy
pero sin renunciar nunca al estilo lady tan característico de la época.

 

Este estampado se presentaba siempre en los tonos característicos del animal:
fondo tostado con motas oscuras, una combinación cromática que se ha convertido ya
en un clásico imperecedero para lucir en abrigos, vestidos o complementos.

 

Pero lo cierto es que, en cuanto a moda se refiere,
al leopardo le gusta mudar de piel y teñirse de colores.

 

Rosa, verde, azul…
Son algunos de los tonos en los que también se presentan las motas de este gran felino
y que, lejos del clasicismo del estilo lady, aportan un toque mucho más rockero y glam.

 

 

En los años 70 el leopardo fue el uniforme prácticamente oficial del glam rock,
que tenía a David Bowie (con su alias Ziggy Stardust)
como máximo exponente musical y también estilístico.

 

 

Y claro, alguien con una personalidad y un estilo tan «peculiar» como Bowie
no podía limitarse a llevar el leopardo clásico en marrón y negro…
Mucho mejor en verde, combinado además con grandes dosis de brillo y charol rojo,
¡viva el exceso!

 

Bowie y otros artistas del glam-rock de la primera mitad de los 70,
como Marc Bolan de T-Rex (otro fan confeso del leopardo),
fueron una gran influencia para otros muchos rockeros que vendrían a continuación.

 

Tanto a nivel musical como de estilismos.

 

 

Mirad por ejemplo a Steven Tyler, cantante de la banda de rock Aerosmith,
luciendo con orgullo un dos piezas de leopardo rosa.

 

Y con estas pintas se llevaba a las «chatis» de calle xDD

 

 

Si es que, ¿quién dice que un hombre no puede estar sexy vestido de leopardo rosa?

 

 

Seguro que Rod Stewart cantaba su famoso tema «Da ya think I’m sexy?»
con este look tan discretito… pero ya sabéis, eran los 80 y el exceso estaba a la orden del día.

 

De todas formas, hoy en este post quiero demostraros que se puede llevar
el leopardo de colores sin parecer  un rockero trasnochado.

 

Y para muestra un botón, o más bien una imagen:

 

 

Aquí tenéis a la modelo Sara Sampaio luciendo con muchísimo estilo y clase
este llamativo abrigo de leopardo rosa de Marc Jacobs.

 

Forma parte de la colección resort del diseñador americano, pero no ha sido el único
que ha decidido apostar este año por vestir a la mujer con coloridos estampados animales.

 

 

El estampado de leopardo está de última moda, pero no viene sólo en marrón y negro,
sino que podemos encontrarlo en un montón de tonalidades.

 

Para las que no podemos permitirnos un Gucci o un De la Renta, en tiendas más asequibles
como Asos hay una gran selección de prendas con este colorido ‘print’.

 

 

Al igual que en la cadena británica Topshop.

 

 

¿La clave para llevar el leopardo de colores sin parecer un cantante de glam rock?

 

Obviamente, cuando se trata de prendas tan llamativas,
tenemos que convertirlas en las protagonistas de nuestros estilismos.
Si escogemos llevar un vestido con un estampado animal en verde o rosa,
debemos optar por combinarlo con prendas y complementos en tonos oscuros o neutros.

 

El negro desde luego siempre es una buena opción.

 

 

Perfecto para darle un toque más sobrio a cualquier estampado, por muy excesivo que sea.

 

 

Así combiné yo hace unas semanas mi vestido de leopardo en tonos verde-azulado y rosa:

 

Con una americana ‘oversized’ negra

 

 

Y complementos vintage también en negro.

 

 

Así lucía el vestido sin la chaqueta

 

 

Si os fijáis, como joyería llevaba tan sólo un discreto colgante

 

 

Y es que el leopardo ya es bastante excesivo… no es cuestión de recargarlo todavía más.

 

Que yo no soy cantante de glam rock xDD

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.